14 de agosto de 2007

Conquistadora








Llegado del acaso

hasta su espalda
esa deseada por el tiempo
antes de nacer

y

errática en el mar

de una
y
otra piel

forzadas siempre a morir

2 comentarios:

Con todo y corazon dijo...

Un placer leerte...

Marijó Pérez-Lezama dijo...

gracias!, un abrazo